“Haber entrado en un simulacro, la idea central es acertada. Ahora, no se debió llamar simulacro, se debió haber llamado como tocaba: confinamiento permanente obligatorio y de largo plazo”, sostuvo el líder de izquierda, en La W.

Sin embargo, calificó como algo positivo que se llamar al aislamiento, lo que sí se cumplió en la capital del país.