Inicio / Politica / “Es hora de que Cartagena deje de ser la ciudad del hambre”: Gustavo Petro

“Es hora de que Cartagena deje de ser la ciudad del hambre”: Gustavo Petro

En una entrevista realizada a Gustavo Petro por «El Universal» el candidato presidencial hablo sobre  las cifras de la pobreza en Cartagena.De cada diez cartageneros, siete no comen tres veces al día. Los lemas hablan de “La Heroica” o del “Corralito de Piedra”, pero en la realidad es la “Ciudad del hambre”, una triste realidad resumida en una frase. Del hambre provienen todos los males de una sociedad. La inseguridad es uno de sus efectos, por tanto, el pensamiento de la extrema derecha de matar, de encarcelar, hace que el Estado se estrelle contra una realidad inexorablemente catastrófica, y de la que no usa las herramientas necesarias para cambiarla.

En una ciudad del hambre no es posible la convivencia ciudadana. Su principal actividad, el turismo, se desestabiliza concretamente, no solamente por la pandemia de la Covid-19, sino porque el turismo, a menos que sea uno depredador, que cada vez es más en Cartagena, no puede construirse o fortalecerse en ausencia de un pacto de convivencia.

El turismo que depreda, que ocasiona cordones de pobreza a su alrededor y donde hay ausencia estatal, nunca será una actividad económica competitiva, en términos colectivos, ni equitativa.

Cartagena siempre ha sido mirado por los políticos e influyentes, los que toman decisiones en Bogotá, como un centro de convenciones o un gran hotel para reunirse o pasear tres calles por el Centro Histórico y pare de contar. Nunca ha sido mirada como un territorio donde habitan seres humanos, con unas complejidades específicas que están destruyendo al mismo Corralito de Piedras.

Ineludiblemente como primer elemento: el cambio climático, el cual pone en peligro a la ciudad. Yo creo que a estas alturas todos somos conscientes de que la ciudad será la más afectada de Colombia en unos años por el golpe del calentamiento global, una ciudad rodeada por el agua, por tanto, es un territorio absolutamente vulnerable a las inundaciones, por lo que hay que hacer transformaciones profundas, y así, preservar la especie humana y la vida animal. Los científicos lo dicen, eso no es un cuento de niños, no es retórica, no es para dentro de dos siglos, es ya

Por consiguiente, la mitigación del cambio climático tiene una dimensión social. Es necesario reubicar 26 mil familias que van a estar bajo el agua en poco tiempo en territorios en los litorales de los cuerpos de agua, por ejemplo: La Boquilla, por eso hicimos el acto de campaña ahí, para lanzar este pacto integral.

Por otro lado, debemos fomentar la integración en Cartagena de sus gentes. Debe acabarse la competencia de las clases sociales por apropiarse de los espacios con intereses económicos, culturales y sociales. La oportunidad es propiciar la adhesión bajo lógicas de equidad que propicien la superación de la pobreza, rescatar la vida y la dignidad humana, y eso no se puede hacer con recursos puramente locales, eso requiere un programa robusto nacional.

Adaptar Cartagena al cambio climático, significa superar las condiciones de pobreza en la ciudad, y eso no es solo es la reubicación física a terrenos más seguros, sino también una reinvención de su modelo económico. Por ejemplo, un turismo sostenible, congruente con el contexto, con narrativa de la historia local y su cultura, y del que se pueda disfrutar de forma igualitaria, esto fortalecerá al gremio hotelero y turístico, que con sus impuestos se convierte en un importante bastión de la economía local.

FUENTE: https://www.eluniversal.com.co/

Diseño de páginas web

sobre lodigital

Ver tambien

Ingrid Betancourt irá por la presidencia de la República

Betancourt estará en la consulta presidencial de dicha Coalición, que se votará el próximo 13 …