Inicio / Deportes / De la mano de Dayro, Nacional avanzó a semifinales

De la mano de Dayro, Nacional avanzó a semifinales

El delantero marcó los dos goles con los que el cuadro antioqueño venció al Deportivo Cali en el Atanasio Girardot.

Nacional se hace invencible en el Atanasio Girardot. A lo largo del semestre por Liga Águila ningún equipo le ha anotado en casa. Un hecho asombroso que demuestra el equilibrio del equipo. Para el partido de vuelta de los cuartos de final contra el Deportivo Cali la idea era mantener esa fortaleza y así darle vuelta al resultado adverso de hace una semana en Palmaseca. Los antioqueños respondieron ante la responsabilidad y de la mano de Dayro Moreno ganaron 2-0 y se clasificaron a las semifinales de la liga.

Intensidad. Con esa mentalidad salió Atlético Nacional al gramado del Atanasio Girardot. Intentando aprovechar la rapidez de una cancha en la que una hora antes del inicio del compromiso fue bañada por un aguacero que cayó en toda la capital antioqueña. Gracias a esa apuesta, por la necesidad de igualar y remontar la serie de cuartos de final de la liga, los locales fueron los que tuvieron la posesión del balón y los que generaron las opciones más importantes. En los primeros 15 minutos fueron una tromba, estuvieron siempre encima y crearon cuatro oportunidades, dos de ellas sacaron como figura al arquero Camilo Vargas.

El guardameta, quien al parecer será el segundo de Colombia en el Mundial de Rusia, evitó que el Deportivo Cali se fuera perdiendo en la primera mitad. Sus reflejos felinos fueron claves. Estuvo bien atento ante los remates a quemarropa de Dayro Moreno: el primero, al minuto y 27 segundos. Un pase filtrado que le quedó al delantero, quien remató de primera. Su disparo fue bien controlado por el arquero del equipo vallecaucano. El segundo, al minuto 14. Pase de cabeza de Vladimir Hernández para el nacido en Chicoral, quien sacó un taponazo rastrero sin piedad. La pelota fue desviada por el pie derecho de Vargas.

Las otras dos opciones fueron remates cruzados que pusieron a temblar a los seguidores del cuadro azucarero. La cancha siempre estuvo inclinada a favor de los locales. Los vallecaucanos salieron con la idea de defenderse, de proteger a capa y espada el resultado logrado hace ocho días en Palmaseca. Con doble línea de cuatro, bien agrupados. Adelante solo quedaban José Sand y Nicolás Benedetti, quienes casi no fueron utilizados por los visitantes. Los primeros 45 minutos fueron un solo de Nacional. Dominio absoluto y liderado por Daniel Bocanegra, que no se vio reflejado en el marcador porque con el pasar de los minutos el Cali se hizo más fuerte atrás.

En estos partidos, es clave el inicio de cada tiempo. Son 15 minutos en el que el equipo que tiene la necesidad busca con mayor intensidad. Se va encima del otro sin tapujos, con la idea de aplastarlo para abrir el camino. Y así salió Nacional. A estas alturas fue más de lo mismo: posesión, ocasiones. Cancha inclinada para los locales. Al minuto 49, un remate de media distancia de Bocanegra hizo temblar la portería de Vargas. El balón se estrelló en el travesaño. Parecía que las vías estaban cerradas, nada le salía al conjunto antioqueño.

Pero un minuto desués de la desazón apareció el gol. Una mala salida. Un balón caprichoso que en vez de salir desviado a cualquier parte como lo tenía pensado Didier Delgado, se estrelló con la pierna de Bocanegra y salió en busqueda de Dayro Moreno, quien se acomodó y sin presiones sacó un remate cruzado que venció, por fin, a Camilo Vargas. Fue un tanto que hizo temblar al Atanasio. Los hinchas del equipo verde lo gritaron a rabiar. Se abrazaron unos con otros como lo hicieron los jugadores dentro del terreno de juego. El primer objetivo estaba cumplido.

Todo parecía encaminado para que Nacional se mantuviera con la intensidad que demostró en esos primeros minutos, pero no fue así. Pisó el freno y se fue quedando, Cali adelantó líneas, pero entre sus ideas nunca estuvo la de atacar. Para ellos lo fundamental era proteger su portería. Solo se acercaron una vez a predios del arquero Fernando Monetti. Fue con un remate de media distancia de Andrés Pérez, que hizo que el argentino volara para evitar que el balón entrara.

Cuando todo estaba encarrilado para la definición desde el punto penal. Una falta descalificadora de John Mosquera empezó a quebrar la esperanza del Cali. El mediocampista fue expulsado, lo que le dio a Nacional un segundo aire para irse encima. Lo intentó nuevamente con Dayro pero el remate de media distancia del delantero se fue por arriba del travesaño. Sin embargo, en el último suspiro del encuentro, un agarrón de Andrés Balanta sobre Moreno que el árbitro Gustavo Murillo pitó como penal.

Dayro fue el encargado de cobrarlo. Con todo el estadio expectante, sabiendo de la importancia del momento, el delantero se acomodó al frente del balón. Errarlo era darle un envión a Cali para la tanda de definición desde el punto penal, hacerlo era sellar la clasificación. Tomó carrera y remató. Lo hizo de forma sutil, dejó que el arquero eligiera un palo para el mandar el esférico al otro. La experiencia de un hombre hecho para afrontar momentos difíciles se vio reflejada en el cobro, que terminó en el fondo de la red. Gol, emoción y clasificación. Nacional ganó 2-0 y dejó por fuera a los azucareros.

Fuente:

https://www.elespectador.com/deportes/futbol-colombiano/de-la-mano-de-dayro-nacional-avanzo-semifinales-articulo-789523

Dejar comentario

Diseño de páginas web

sobre lodigital

Ver tambien

Calendario del Mundial 2018 de Rusia

La cita mundialista dará el pistoletazo de salida el jueves 14 de junio en el …